Reeducación alimentaría

Su objetivo es aprender a combinar los diferentes tipos de alimentos para tener una alimentación sana y completa, ajustándola a diferentes casos: pérdida de peso, hipertensión, colesterol, ..

 

La Reeducación alimentaria es un asesoramiento para poder comer de una forma sana y equilibrada según las necesidades de la persona. Se puede utilizar como tratamiento complementario en algunas patologías.

No es un tipo de dieta de adelgazamiento, si no la forma de aprender a comer lo que realmente necesitamos, sin tener que eliminar alimentos (excepto si hay enfermedades específicas que así lo pidan) ni pasar hambre.

Su objetivo es aprender a combinar los diferentes tipos de alimentos para tener una alimentación sana y completa, ajustándola a diferentes casos: pérdida de peso, hipertensión, colesterol, ..

Los beneficios son que la persona puede llegar a un peso adecuado para su caso o / y aprenda qué alimentos debe evitar en el caso de alguna enfermedad, realizando un cambio en la forma de comer que pueda ser aplicable a su vida y así no vuelva a hábitos poco saludables.

Los su procedimiento es sencillo: la terapeuta realiza una primera visita donde recoge la información necesaria (se recomienda hacerse un análisis de sangre previo para disponer de la máxima información posible), se enseña a la persona las bases de una dieta sana y equilibrada, y se ajustan las pautas personales que se entregan en un informe. Posteriormente se realizan visitas de seguimiento para ajustar -si se necesario- las pautas y controlar la evolución. El proceso se basa en las pautas y su seguimiento, no en productos externos.

Desde el pasado mes de abril en la Mel de Romaní contamos  con una nueva colaboradora, Marta González Caballero, dietista diplomada que os ofrece la posibilidad de recibir asesoramiento dietético en diferentes situaciones:

Dietoterapia: asesoramiento dietético en patologías o situaciones especiales como sobrepeso/obesidad, alergias e intolerancias alimentarias, diabetes, ostomías, etc.

Dietas deportivas: asesoramiento dietético dirigido a aumentar el rendimiento y resistencia, reducir el riesgo de lesiones, mejorar la recuperación post competición, reducir rampas, mejorar las marcas y cambiar la composición corporal.

Vegetarianismo: asesoramiento dietético dirigido a evitar carencias nutricionales y sacar el máximo partido para la salud de una alimentación de origen vegetal.

Etapas de la vida: asesoramiento dietético en momentos del ciclo vital con las necesidades nutricionales aumentadas: embarazo, lactancia, niños, adolescentes y tercera edad.

 
La primera sesión es de 45 a 60 minutos,  incluye:

- Evaluación inicial del estado nutricional: se realiza una entrevista dietética valorando los hábitos alimenticios y el historial de enfermedades.
- Estudio antropométrico y valoración nutricional: peso, medidas y composición corporal.
- Planificación de una pauta alimenticia personalizada: según las necesidades de cada persona.
 

Los seguimientos de 30 a 45 minutos,  incluyen:

- Asesoramiento y consejo dietético a medida:a través de la educación alimentaria y nutricional conseguimos un cambio de conducta que lleva a unos hábitos saludables.

 
La duración del tratamiento depende del motivo de visita. Generalmente, durante el primer mes, se hacen seguimientos quincenales para poder modificar lo que sea necesario para ajustar la propuesta a la persona. Posteriormente se espacian hasta que la propuesta se ajusta al estilo de vida de la persona y ésta puede mantener los cambios en la dieta de forma autónoma, sin necesidad de seguimientos.