MTX y acupuntura

La Medicina Tradicional China considera el cuerpo humano como parte integrante de la naturaleza y como producto de la misma, es decir forman parte de la misma esencia, y las mismas leyes rigen por uno y por la otra.

Terapeuta graduada: Remei Sendrós Sanfrancisco

Desde el origen de los tiempos el hombre ha intentado combatir la enfermedad y el dolor con diversos medios. Uno de ellos es la Medicina Tradicional China, que en Occidente es conocida sobre todo, a través de la acupuntura. La base de la MTC desde su origen es recuperar la salud perdida. El hombre como animal ha perdido capacidad instintiva en favor de capacidad de raciocinio, esto hace que no sepamos qué mecanismos nos ayudan a recuperar la salud, en cambio un animal   enfermo sí sabe cómo hacerlo.

El calor del fuego, aparte de calentar el cuerpo, hacía desaparecer dolores. Después de muchos años de experimentar con varias plantas con el método de ensayo y error, descubrieron que las hojas de moxa (Artemisa Chinensis) proporcionaban los beneficios terapéuticos más efectivos.

Al principio aplicaban calor en zonas extensas, después observaron que reduciendo las zonas conseguían los mismos resultados. Las áreas se fueron reduciendo y derivaron en lo que hoy son los puntos de acupuntura y los meridianos nacieron por la derivación de los puntos.

La Medicina Tradicional China considera el cuerpo humano como parte integrante de la naturaleza y como producto de la misma es decir, forman parte de la misma esencia y las mismas leyes rigen por uno y por otra. En esta medicina el individuo se considera como un microcosmos que no puede ser aislado de su medio ambiente, incluido el social.

El dolor era y es un signo de alarma, el dolor altera e inhabilita y de forma natural, nació un método para estimular el organismo y calmar este dolor: la moxibustión.  Desde el punto de vista histórico la moxibustión sería más antigua que la acupuntura, fusionándose posteriormente y se harían compañeras inseparables en la práctica clínica. El concepto de enfermedad es el resultado de un conjunto de signos cambiantes que no se basan en una anatomía orgánica.

La Acupuntura elimina el dolor y la inflamación, establece la funcionalidad, restaura y transfiere el Qi. Las reseñas más antiguas de la acupuntura datan del S. XI A.C., donde se utilizaban agujas de piedra, sílex o jade con finalidad terapéutica, para conseguir un estímulo más fuerte. Más adelante se utilizaron agujas de espinas de pescado, huesos de animales y palitos de bambú. Más cercano a nuestra época, agujas metálicas,  de hierro, cobre, plata y oro,  hasta llegar a la actualidad que son de acero rechazable.

El ideograma que se tradujo en occidente como "acupuntura" era metal-fuego, el cual confirmaría la íntima conexión de ambas técnicas.

Para poder comprender y captar la riqueza de la Medicina Tradicional China hay que respetar y aprender su propia semántica y semiología.