Masaje terapéutico

La finalidad principal del masaje es proporcionar el bienestar general del paciente, por lo que existe una amplia gama de masajes que se pueden aplicar en cada caso.

Terapeuta : Remei Sendrós Sanfrancisco

El masaje es una herramienta terapéutica muy antigua que el ser humano utilizó para comunicarse y como recurso natural contra el dolor. Se realizaba de forma instintiva, pero siempre con fines terapéuticos. En las tumbas faraónicas, podemos observar inscripciones talladas que nos demuestran su práctica.

Hipócrates (450-377 aC), médico griego denominado, el Padre de la Medicina, en su parte médica, recomendaba las fricciones en las articulaciones en caso de rigidez y masaje abdominal, para el estreñimiento.

Galeno (130 dC - 200 dC), médico griego que su obra estaba basada en la tradición hipocrática, en la que unía elementos del pensamiento de Platón y Aristóteles, preparaba a los gladiadores con fricciones y cachetes para que tuvieran más vigorosidad.

En los últimos años, se ha acumulado gran cantidad de evidencia que demuestra que el masaje tiene grandes beneficios, tanto para la salud física como mental y que su evolución ha sido paralela a la de la sociedad, considerándose actualmente el tratamiento terapéutico más utilizado por todas las sociedades del mundo, gracias a su eficacia.

La finalidad principal del masaje es proporcionar el bienestar general del paciente, por lo que existe una amplia gama de masajes que se pueden aplicar en cada caso. En la mayoría, la técnica aplicada es mediante la estimulación manual de los tejidos blandos de la piel, es decir, el tejido conectivo y el muscular, para poder obtener una mayor funcionalidad de los mismos, una correcta circulación y retorno venoso, (el transporte de nutrientes y oxígeno a las células es más eficaz), el bienestar y la relajación.

Algunos tipos de masajes:

Masajes terapéuticos: resultan muy útiles para la recuperación y rehabilitación física.

Masajes relajantes aromáticos: son técnicas más suaves que ayudan a relajar, donde se utilizan las propiedades terapéuticas de los aceites esenciales.

Tuina: masaje y técnicas de manipulación de la medicina china y los meridianos de acupuntura, que restauran el Qi.

Shiatsu: técnica japonesa que utiliza la presión de las manos en puntos concretos del cuerpo para mejorar el flujo de energía.

Masaje facial: es muy relajante y aporta los  nutrientes esenciales para la elasticidad y tonicidad de la piel.

En cualquier masaje el profesional debe tener grandes conocimientos de anatomía y de fisiología, saber cuáles son las indicaciones y contraindicaciones en cada caso y uno de los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de aplicar el masaje, es que no debe causar dolor, pero sí que puede haber alguna molestia porque la zona afectada está más sensible.