Tés

Aquí te presentamos diferente tipos de té y algunas de las propiedades que gracias a la ciencia, hemos ido conociendo.

Infusionar  plantas  con agua hirviendo y luego beber el líquido se empezó a realitzar en China hacia el año 2737 antes de Cristo. Sin embargo, no llegó a Europa hasta 1497, cuando los portugueses llegaron a la India, y fue extendiéndose hasta llegar a Holanda, en 1610, a Francia, en 1635, y a Inglaterra, en 1657.

En la  India, Inglaterra o China resulta imprescindible como mínimo una taza de té al día.  Allí conocen las múltiples propiedades que tiene el té para la salud desde hace cientos de años. Ya sea  negro, verde, blanco, azul o rojo,  el té sienta muy bien y se pueden realitzar variadas   mezclas  de sabores para tomarlo  caliente o frio.  

Aquí te  presentamos algunas de las propiedades del té que gracias a la ciencia hemos ido conociendo. Podrás valorar  el que mejor se adapte a tus preferencias,  ya sea por sus propiedades o por su sabor.

 

Té azul o oolong

El té azul, también conocido como té oolong, es uno de los más reputados que existen en la actualidad. Fino, aromático, de sabor agradable, este té chino se encuentra a mitad de camino entre un té rojo y uno verde. Tiene un proceso de semifermentación, que es el que termina por configurar sus valiosas propiedades.

Se considera que el té azul es excelente para quemar grasas

El colesterol también puede ser combatido mediante el consumo de esta excelente infusión.

Tiene una gran capacidad antioxidante, tan buena como la del té verde.

Aumenta las defensas, preserva el sistema cardiovascular y combate el envejecimiento.

No apto para niños ni embarazadas

 

Té blanco

Se produce principalmente en China, en las altas montañas de la provincia de Fujian, cuidando hasta el más mínimo detalle de su producción. Es el más fino y saludable del té

El  té blanco por sí solo es bastante más eficaz que la vitamina C y la vitamina E juntas.

Es el antioxidante más potente de la naturaleza,  muy eficaz en la lucha contra el envejecimiento y diversas enfermedades.

Combate la fatiga física y mental. Aumenta la capacidad de concentración y memoria.

El té blanco tiene la mitad de cafeína que el té verde,  por lo cual está más recomendado para la gente más nerviosa o que no necesitan ese efecto excitante.

Ideal en dietas antiobesidad ya que no tiene calorías,  aumenta nuestra energía, es suavemente diurético y favorece la eliminación de grasas.

Té negro

El té negro tiene un índice de teína más elevado que los otros tés. Es muy rico en minerales como el calcio, cromo, magnesio, manganeso, hierro, cinc, fósforo, potasio, aluminio y flúor.

Es antioxidante, astringente, diurético, reconfortante,  bajo en calorías y estimulante.

Su contenido en teína no lo hace recomendable para niños, personas nerviosas, gente con insomnio o sueño ligero y en todos aquellos casos en los que la persona nota que el estar más nervioso empeora su problema en particular. No está recomendado en casos de úlceras ya que puede activar la producción de jugos gástricos.

Té rojo

La medicina tradicional china considera el Té Pu-Erh como un remedio para gozar de buena salud y para adelgazar. Sus virtudes son tantas, que se le conocía como “el Té de los Emperadores”

El té rojo Pu-Erh ayuda a perder peso sin esfuerzo, tiene un sabor agradable y reduce el nivel de colesterol.

Desintoxica y depura activando el metabolismo del hígado.

Refuerza el sistema inmunitario, preserva de las infecciones y posee efectos bacteriostáticos.

Facilita la digestión de las comidas grasas y estimula la secreción de las glándulas digestivas, disminuye el nivel de colesterol y elimina el sobrepeso provocado por una mala alimentación. 

Rooibos

Rooibos (Aspalathus Linearis) es el nombre de una planta sudafricana que en el idioma afrikáans significa arbusto rojo, se le conoce como té Rooibos pero realmente no es la planta del Té.

Es un antihistamínico natural suave y sin producirnos somnolencia.

Es beneficioso para la gastritis, dolores de estómago, vómitos o nauseas, diarrea i estreñimiento.

También es  rico en Calcio, Magnesio, Potasio, Hierro, Zinc y Flúor

El rooibos no es excitante, ya que no contiene cafeína, y por otro lado es rico en magnesio, de gran importancia para el sistema nervioso. 

Té verde

El té verde se está convirtiendo poco a poco en uno de los aliados naturales más importantes que tiene el ser humano. Su gran poder antioxidante,  aporta propiedades que van desde la prevención del cáncer  a la de las caries. Es  diurético,  rejuvenecedor de la piel y también se cree que  es muy efectivo para perder peso. Es  un gran  estimulante  para mejorar  las capacidades fisicas y mentales.