Nosotros

Queríamos que Mel de Romaní se convirtiera en un herbolario cómo los de antes...

 

Mel de Romaní es un herbolario ubicado en Barcelona donde recibirás consejos profesionales para el cuidado de tu salud y donde encontrarás el remedio natural que necesitas.

Esta es la versión online de Mel de Romaní. Aquí podrás consultar con tranquilidad nuestra oferta de productos y servicios. Además, nos podrás hacer llegar las consultas o dudas que tengas, así como exponer tus sugerencias para que nos ayuden a ser mejores cada día. También podrás comprar nuestros productos y os los llevaremos a donde nos digas y podrás pedir hora para cualquiera de nuestras terapias.

Mel de Romaní surgió de nuestra voluntad de unir la formación y experiencia en el campo de la medicina natural de Remei y los conocimientos en ventas y marketing de Mercè con la ilusión de ambas de crear un espacio donde pudiéramos ofrecer soluciones de salud naturales, eficaces y seguras.

Queríamos que Mel de Romaní se convirtiera en un herbolario cómo los de antes, donde nuestros clientes pudieran encontrar envasadas y a granel plantas medicinales, aromáticas, productos apícolas y complementación dietética. Además, queríamos habilitar un espacio para la cosmética natural y la aromaterapia, así como una sala de terapias dónde Remei (terapeuta especializada) emplearía productos y técnicas naturales (Naturopatía, Acupuntura, Quiromasaje, flores de Bach) para tratar afecciones, potenciando la capacidad que tiene el organismo para curarse. 

Nos pusimos manos a la obra enseguida, formándonos en todo lo relacionado con la puesta en marcha del proyecto. Buscamos los mejores proveedores, los que nos ofrecieran la máxima confianza en cuanto a la calidad de sus productos y garantías sanitarias. Buscamos una zona en Barcelona donde pudiéramos desarrollar nuestra actividad y encontramos el local ideal. Solo necesitó unos toques de decoración para impregnarlo de  nuestra imagen y personalidad y que resultara acogedor. Queríamos que deleitara con su aspecto y aroma a quien quisiera visitarnos.

El nombre de la tienda tenía que inspirar dulzura, naturaleza, salud, calidez y familiaridad, que evocara a un pasado menos contaminado donde la naturaleza nos era más cercana y auténtica, queríamos que al escuchar su nombre, este resultara afectuoso y envolvente. Casualidades de la vida, después de decidirlo nos dimos cuenta de que las iniciales de Mel de Romaní coinciden con nuestras iniciales Mercé y Remei (MR).

Y Así el 04 del 04 del 2014 abrimos las puertas, no había pasado ni un año desde aquella comida entre amigos en que los sueños (entonces casi una quimera) se convirtieron en realidad. No fue fácil pero tampoco demasiado complicado, lo mejor estaba por llegar.

Gracias por acompañarnos.