Linea solar

Cuando más alto sea el SPF, más tiempo nos protegerá del sol y al revés, cuando más tiempo estemos expuestos al sol necesitaremos un SPF más alto.

¿Qué es el SPF? (Factor de Protección Solar)

Es el indicador del tiempo que el fotoprotector nos protegerá del sol. Cuando más alto sea el SPF, más tiempo nos protegerá del sol y al revés, cuando más tiempo estemos expuestos al sol necesitaremos un SPF más alto. 

El método COLIPA, es la recomendación europea basada en los cálculos hechos por el Departamento de Sanidad y Seguridad Social, adaptados a un UVI (nivel de radiación solar) extremo. Fija que entre valores de 5 minutos mínimo y 20 minutos máximo, es el tiempo que la piel tarda en producir eritemas o rojeces previos a las quemaduras. 

Para calcular cuanto tiempo nos protegerá el fotoprotector, se multiplicarán los minutos que se toma el sol sin quemarse sin protección, por el SPF y dividirlo entre 60. El resultado serán las horas que tendremos de protección. 

Ejemplo:

Una persona de piel clara que normalmente empieza a quemarse después de estar expuesto 10 minutos al sol sin protección, con un SPF 15 tardará 15 veces más este tiempo es decir 2 horas y 30 minutos, es el tiempo que estará protegido del sol.

El SPF máximo autorizado comercialmente es el 50+. Es de lógica ya que no necesitamos estar protegidos del sol durante la noche.

Factores a tener en cuenta: los fotoprotectores tienen una duración de entre 6 y 12 meses una vez abierto el envase, esto es lo que marca el PAO (product after openning), sello identificador del envase, regulado por la Directiva Europea de Cosméticos. Si el producto no se ha abierto puede conservarse un máximo de 36 meses.